Tag Archives: sensualidad

ARDIENTE

4 Feb

98ed730a5095bb1729594ee6ab33bac8

ARDIENTE 

Me encantas así, caliente, ardiente,

eres el premio mayor que cualquier hombre desea

tus gemidos, gritos y ronroneos

me exaltan, me excitan, me elevan.

.

Cuando beso tu cuello

y luego voy a tus pechos,

los beso, los lamo

y me extasío en ellos;

tú vibras, te erizas,

arqueas la espalda

y me los ofreces,

así, palpitantes y bellos.

,

Tus orgasmos, uno tras otro

y cada vez mejores,

me vuelven completamente loco.

Empiezan cuando llego a tu vientre,

lo beso y lamo tu ombligo,

ahí empiezan tus gritos.

.

f1d86f80d1f5d23194a100be74a7195b--twin-flame-love-twin-souls

Y cuando beso tus labios

y tu perlita rosa,

me regalas tu miel

que sabe a pétalos de rosas

.

Finalmente me meto en ti,

entro al templo

donde adoro a mi diosa

y me recibes

cálida, húmeda y sedosa.

.

Ahí empiezan tus orgasmos más fuertes,

yo me pregunto

¿qué hice para tener tanta suerte?

una mujer como tú entre mis brazos

y yo perdiendo la consciencia

entre tus piernas.

Y el final, ¡ah! el orgasmo simultáneo,

es lo más rico que un hombre puede sentir:

tener a su mujer vibrando y gritando así,

en el momento en que se va a venir.

.

Que explotes conmigo,

al mismo tiempo,

exacerba mi pasión contigo,

porque me llevas al cielo.

.

Me haces partícipe de tu éxtasis

de la manera más cachonda y tierna,

siento que vuelvo a morir entre tus piernas,

por el amor y pasión que siento por ti.

*

D

***

Desde Intervidas, 3 de febrero, 2018. © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller. 3am.

” V L A D ” CUENTO

15 Jun

Excelente cuento erótico

serunserdeluz

Por: Silvia Eugenia Ruiz Bachiller (SER), ver  condiciones de (c) al final

” V L A D ” 

VIERNES 17  DE MARZO DE 1995.

Ivette sintió la profunda mirada desnudándola, no sólo el cuerpo, sino también el alma.  Su incomodidad era evidente.

-¿Te sientes mal?-  preguntó Mónica, acercándose a su amiga y ofreciéndole una copa.

-No, pero sí un tanto extraña… – disimuladamente miró hacia el bar, donde estaba ese extrañísimo hombre -¿quién es él?

Mónica sonrió con complicidad – un europeo recién llegado, se llama Vladimir le comte de Walakia, o algo así, pero le dicen Vlad.  Acaba de quitarle la migraña a la anfitriona; estuvimos a punto de cancelar la fiesta porque ella se sentía mal, pero él subió y…- sonrió pícaramente mirando a su amiga por sobre su copa de champaña.

Ivette tomó una copa de la charola y antes de llevarla a sus labios también sonrió…

Ver la entrada original 2.944 palabras más